El GIMP

Colores de frente y fondo

 

Cuando se abre GIMP por primera vez, los colores de frente y fondo siempre son negro y blanco respectivamente, esto, siempre y cuando no se modifiquen las preferencias.

Los colores se pueden cambiar de acuerdo a nuestras necesidades dando doble clic en cualquiera de los dos. También tienes la posibilidad de intercambiar entre ambos colores dando clic en la flecha curva que se encuentra a la derecha de estos.

 

 

Veamos como seleccionar un color con los diferentes selectores con que cuenta GIMP.

El selector de color GIMP

Para cambiar el color, primero da clic en la barra de color vertical, y manteniendo presionado el botón del ratón, arrástralo hasta que el cuadro izquierdo muestre el color deseado, entonces, da clic en este para seleccionar el tono preferido.

También puedes introducir directamente los valores RGB (Rojo, Verde, Azul) de un color, o los valores HSV (Tono, Saturación, Valor) si los conoces, escribiéndolos en las áreas de texto correspondientes.

Selección de color

En la parte inferior derecha se mostrará el valor hexadecimal del color seleccionado. Este valor es útil para aplicarlo como fondo en nuestras páginas web, y de esta manera, igualarlo con el color de la imagen que se está creando en GIMP o viceversa, es decir, pintar una imagen con el color de fondo exacto de una página web.

El selector de color Acuarela
Este selector de color se asemeja a las pequeñas tapas que se usan para mezclar los colores cuando se está pintando a la acuarela.

Si quieres mezclar un color, simplemente mueve el ratón sobre la escala de color mientras presionas el botón izquierdo. Si el color obtenido es demasiado oscuro, presiona el botón derecho del ratón para aclararlo.

También puedes ajustar la presión con la que se recogen los colores. Si fijas una presión baja, tienes que arrastrar más el ratón para obtener un color oscuro, pero tienes mejor control sobre las mezclas.

Se tiene la posibilidad de salvar hasta 10 colores, solo basta presionar el botón Nuevo y el color aparecerá en la lista inferior. Recuerda que solo puedes salvar 10 colores, por lo que si salvas un nuevo color, este remplazará al primer color salvado en la lista.

El selector de color Triángulo
Este es uno de los mejores selectores de color de GIMP. Esto se debe a que tienes la posibilidad de visualizar el Tono, Valor y Saturación simultáneamente. Controlas el Tono arrastrando el triángulo alrededor del círculo exterior, y una vez que has seleccionado el color base, simplemente alteras el Valor y la Saturación presionando el botón del ratón y arrastrándolo dentro de la escala de color triangular.

El selector de color GTK
Este selector de color es similar al selector estándar GIMP. La principal diferencia es que no puedes seleccionar en que espacio de color quieres trabajar. La barra de color izquierda siempre trabaja en el modo Valor y puedes alterar el Tono y la Saturación arrastrando el ratón en el círculo.

Otra diferencia es que los valores RGB son representados en porcentajes en lugar valores de 0 a 255. El 100%; (1.0), es 255 y el 0%; (0.0), es 0. El hecho es que deberías ver por ejemplo la cantidad de rojo que deseas para mezclarlo dentro de tu color.

Veamos ahora cómo utilizar el GIMP para Capturar Pantallas